5 consejos para un cuidado de manos efectivo

A pesar de ser una de las partes de nuestro cuerpo más utilizadas, el tiempo que dedicamos al cuidado de las manos es más bien menor en comparación con otras zonas del cuerpo. Una rutina adecuada es fundamental si queremos que estas luzcan sanas y bonitas, así que desde nuestra farmacia, te damos nuestros secretos para que puedas cuidar bien de tus manos.
Existen diferentes factores que pueden afectar directamente a su estado: 

  • La exposición a químicos agresivos como jabones fuertes, desinfectantes para manos (¡flaco favor nos ha hecho esta pandemia al cuidado de las manos!) y otros productos como detergentes o lavavajillas, pueden tener efectos secundarios en la piel. 

  • El clima y el medio ambiente son factores adicionales. La exposición al sol, al viento y a la humedad influye directamente en la sequedad de la piel, incluso pequeños cambios de temperatura como pasar del aire acondicionado de casa al calor de la calle. 

  • Opciones de estilo de vida y las actividades diarias son un tercer factor. Incluimos los alimentos que consumimos, nuestros hábitos de sueño, el consumo de alcohol, el aumento o pérdida de peso o el nivel de estrés.

Todos estos factores los vivimos de forma diaria, es por ello que lo más recomendable es una rutina bien marcada y, si fuera necesario, utilizando el asesoramiento de profesionales. Desde nuestra farmacia te dejamos 5 consejos que te irán de perlas para el cuidado de tus manos.

Lavado y secado de manos. Utiliza jabón suave o un lavado de manos humectante. Siempre agua fría o tibia, nunca caliente, ya que esta reseca más. Para secarlas lo mejor es una toalla suave o al aire, nunca con aire caliente. 

Hidratante para mejorar el aspecto y la sensación de la piel. Un buen hidratante (¡ojo, no todos lo son!), permite que la piel retenga su textura natural y flexible. Exfoliación suave de manos para eliminar la piel seca y opaca. Lo recomendamos un par de veces por semana, ya que una exfoliación frecuente puede irritar la piel y desgastarla prematuramente. 

Protector solar para proteger las manos del envejecimiento prematuro. Es un paso clave para protegerla piel. Aplica primero la crema hidratante y después el protector y póntelo siempre cada 90 minutos. 

Mantener las manos siempre protegidas. Evita el contacto con productos de limpieza sin guantes y, en invierno, cubre tus manos para evitar que la piel se seque.

Siendo una de las partes que más empleamos de nuestro cuerpo, tus manos deben estar bien mimadas tanto antes como después de un largo día de trabajo. Estos son nuestros consejos y rutinas, ¿cuál es la tuya?